12.7.16

DUCHA


Cuando habéis salido de la ducha y os estáis secando, siempre corréis el riesgo de que alguna amistad vuestra abra la carta sin daros tiempo a vestiros. Así que os recomendamos que no os demoréis demasiado en secaros, o tendréis que escribir cartas como ésta:

—¡Hey, Montseeee!!... Vaya, me pillas secándome... No te he sentido abrir la carta y como aquel que dice "me pillas en bragas"... Espera, espera... no te vayas, ya que estás aquí déjame contarte una cosa... (y bla, bla, bla...continúa la carta)


( Podéis ver también: [enlace 1] , [enlace 2] )