22.1.17

GRITANDO...



Si tenemos amigos un poco sordos, o que se hacen el sordo expresamente, es aconsejable el uso de las cartas-gritonas para que nos oigan bien lo que tenemos que decirles.

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:

¡¡Peeepaaaaaaaaaaaaa!!... Que te quieeeeeeeeeeeerooooo deciiiiiiiiiiiiir que te quieeeeeeeeeeroooooooooooooo...!! No séééé si me haaaaaaaaaas sentiiiiiiiiiidoooooooooooo... ¿¿¡¡Quieeeereeeeeeeeeees que te looooooooooooo repiiiiiiitaaaaaaaaaaaa??!!... (y bla, bla, bla...continúa la carta)