3.9.16

CARTAS CON MASCOTAS (INTRODUCCIÓN)



Cuando escribimos cartas con mascotas podemos hacer que nuestros animales de compañía se conviertan en protagonistas de nuestras cartas [ver este enlace].


O también podemos utilizar un tipo de carta que seguro que no dejará indiferentes a vuestras amistades corresponsales. Se trata de convertirnos en los propios protagonistas de la carta que les escribimos... ¡entrando dentro de ella!


¡Pero cómo podemos hacer eso!, os preguntaréis... Pues utilizando una mascota postal.


De lo que se trata es de hacer un dibujito de un personaje que se haga de vosotros mismos (ahora viene aquello de "cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia" je, je...). Entonces tenemos que dejar que este personajillo (nuestro "alter ego" postal) campe por la carta, haciéndose el amo y señor del papel sobre el que se moverá a su aire. Y de esta manera se pueden dar muchas situaciones en que esta mascota postal aparezca haciendo cosas cuando nuestros amigos abran la carta.


Ya veréis como con un poco de imaginación, esto de usar mascotas postales para escribir cartar puede convertirse en una cosa bien divertida y original.


A modo de ejemplo, cuando estamos cansados podemor hacer servir una carta donde aparezcamos sentados (como la que os mostramos arriba), y debajo del personajillo podemos escribir algo así:


—¡Ostras, Mireia!... Deja que me siente aquí que estoy un poco cansado... ¿Sabes de dónde vengo?... He ido a correr un poco abajo, por el Paseo. y ahora estoy molido...Así que esta carta te la tendré que escribir así sentado o no podré acabarla. ¿Sabes a quién me he encontrado por la calle?... ¡No te lo imaginarás nunca!... Agárrate... A la... (bla, bla, bla...segueix la carta)


Véis, de esta manera, las mascotas postales nos ofrecen la posibilidad de escribir cartas mucho más divertidas, jugando un poco con las diversas situaciones que se nos puedan presentar a lo largo de nuestro quehacer diario. Y nuestros amigos corresponsales quedarán encantados de nuestra originalidad.


(En la sección de MASCOTAS del menú lateral del blog podréis encontrar las mil y una situaciones en que podréis utilizar una divertida mascota postal para amenizar vuestra correspondencia.)