8.6.17

EN LA DUCHA

Cuando el calor aprieta, no hay nada como una buena ducha. Pero es posible que si te demoras demasiado tiempo debajo del agua, de vez en cuando puedan sorprenderte en mitad de la ducha y tengas que escribir la carta bajo el chorro del agua.

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:

Ei, Montseeee!...!! Caramba, no te he sentido abrir la carta y me pillas en plena ducha!!... No tranquila, no salgas del baño que tengo que contarte algo... (y bla, bla, bla...continúa la carta)


( Podéis ver también: [enlace 1] , [enlace 2] )

No hay comentarios: