19.2.17

UNA DUDA




Cuando llegan las dudas, mejor no quedárselas para uno mismo e intentar resolverlas.

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:

Mireia... tengo una GRAN DUDA y quiero ver si puedes ayudarme a resolverla... ¿¿Tú me quieres o no me quieres??... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

No hay comentarios: