21.5.17

UN CAFÉ



Tomar un café siempre va bien mientras leemos una cartita.

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:

¡Hola, Montse!... ¿Hace un café mientras lees mi cartita?... ¡Aquí lo tienes!...¡Vigila no te quemes que, está un poco calentito... ¡Cómo va todo!... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

No hay comentarios: