30.10.16

TELARAÑAS









Las cartas con telarañas son muy útiles a la hora de llamar la atención a alguno de nuestros amigos corresponsales que se han olvidado de sus obligaciones postals con nosotros. Dicho con otras palabras: ¡que pasan olímpicamente de escribirnos! Así pues, aquí os presentamos algunos modelos de cartas que una vez las hayan recibido seguro que moverán su fibra responsable y correrán, ¡voy volaaaaaando!, a buscar un boli para ponerse al día en su correspondencia atrasada.

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:

—¡¡Anda, Carla!!... ¡¡Mira cuántas telarañas que han aparecido en la carta!!... Como hace tanto tiempo que no me escribes, tengo el boli todo aburrido, lleno de telarañas y de polvo... Vengaaaaaaaaaaaaa... escribémeeeeeeeeee... Mientras te lo vas pensando eso que tanto te cuesta de coger el boli, déjame que te explique la última del Pep, mi travieso hermanito... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

También podéis ver estos otros enlaces relacionados con las cartas impacientes:
[BOLÍGRAFO-1][BOLÍGRAFO-2][TIC-TAC... TIC-TAC...][¡VAGO!]