20.11.16

MÁQUINA DE ESCRIBIR


Este formato de carta-máquina de escribir se puede utilizar cuando "la impresora se nos haya quedado sin tinta".


La persona a quien se la enviamos puede encontrarse con algo así:

—¡Hola, Rosa!... perdona que te escriba en la máquina de escribir, pero tengo la impresora sin tinta. No creo que te suponga ningún problema ¿verdad?... Además, así le quito un poco el polvo que tiene de estar tanto tiempo guardada en el armario... ¡Si parece que fue ayer cuando estos trastos eran imprescindibles a la hora de escribirnos!... En fin... ¡Cómo va todo!... (y bla, bla, bla...continúa la carta)