20.8.16

EMBARAZADA


Este tipo de carta sirve tanto para la gente embarazada como para aquella a la que le sobra un kilito de más.

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:

-Embarazada-

—¡Hola, Pepi!... adivina quién está embarazada... Pues sí, ya ves qué bombo que tengo... Estoy de siete meses y la "cosa" sigue creciendo y dando unas pataditas de aúpa... Muy pronto, si todo va bien, tendremos a Laurita... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

-Gordito-

—Oye, Pedro... ¿no crees que últimamente has ganado algún kilito de más?... Te lo pregunto porque... la última carta que me enviaste estaba un poco rellenita (como ésta)... Así que mejor que te lo hagas mirar un poco o este verano no podrás ponerte el bañador. Mientras te lo piensas, te contaré qué hice este fin de semana... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

( Para ver una carta con cinturón mirad este [enlace] )