18.11.16

GRIETA


¡Cuidado!... Una carta con grietas puede ser una carta un tanto inestable... y es mejor ir con cuidado por aquello de no lastimarse, ¿de acuerdo?...

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:

¡Vigila, Pilar!... Estamos de obras en casa y ya ves cómo tenemos las paredes... Así que ve con cuidado y mira bien dónde pones los pies mientras lees la carta, no fuera a ser que te cayeses y tuviéramos de correr para urgencias antes de hora... ¡Què, com va todo?... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

No hay comentarios: