12.8.17

¡ ÑAM-ÑAM !


Esta carta es ideal para cuando tenemos mucha hambre y no sabemos qué podemos morder...

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:

¡ÑAM!... ¡ÑAM!... ¡Hola, Helena!... Perdona que me esté comiendo la carta, pero tengo un hambre que no me tengo en pie y como todavía tardaré un poco en ir a comer he echado mano de lo primero que he pillado... ¡ÑAM!... ¡ÑAM!... Yo te recomiendo que leas rapidita la carta o correr el riesgo de quedarte sin carta a media lectura... ¡ÑAM!...¡ÑAM!... No sé si me entiendes... ¡ÑAM!... ¡Qué tal te fue lo de...! ¡ÑAM!... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

No hay comentarios: