23.1.17

TELÉFONO

La carta-teléfono es ideal para cuando "no tenemos ganas de escrbir" y queramos "llamar" a nuestras amistades por carta.








A modo de ejemplo, las cartas-teléfono podrían comenzar así:

Riiiiiiiiiiiiinnnnnnnnnnnggggggggggg... ¿Hola, está Felisa?... Sí, soy Andrés... Gracias, espero... ¿Feli?... Hola, soy yo... escucha, perdonar que te llame, pero es que no tenía ganas de coger el boli y el teléfono es más cómodo... Oye, ¿cómo estás?... Yo bien, pero un poco preocupadillo por aquello que me contaste la semana pasada... ¿Ya estás mejor?... (y bla, bla, bla...continúa la carta)
También podemos utilizar otro tipo de formato de cartas-telefónicas más divertidos, como los que podemos ver en estos enlaces: [enlace 1], [enlace 2]