20.4.16

CAMBIO LOOK

Hay ocasiones en que escribiremos cartas cuando hayamos sufrido ciertas transformaciones de nuestro aspecto, que queramos compartir con nuestras amistades.



Esta carta podría empezar así:

Heyyyy, Joan!... ¿¿Verdad que mola mi peercing que me he hecho en la nariz!!... No, no me hizo nada de daño cuando me lo puse, pepro al principio me molestaba un poco y me encontraba un poco rara. Pero ahora ya lo siento normal... Espero que cuando nos besemos no se enganche con el tuyo y nos tengan que separar con tenazas... Ja ja ja!!... (y bla, bla, bla...continúa la carta)




Esta carta podría empezar así:

¡Qué tal va todo, Marcos!... Cuidado no muevas tanto la carta que me vayas a dar un golpe a mis gafas nuevas. Al final me las he tenido que poner para corregir un poquito la miopía que tengo... Al principio me sentía un poco raro, pero es cuestión de acostumbrarse... Oye... ¿Sabes algo de Alicia?... Hace tiempo que no me escribe ni me llama... (y bla, bla, bla...continúa la carta)





Esta carta podría empezar así:

—¡Hola, Sus!... ¿Te gusta mi nuevo peinado?... Al final te hice caso y me corté el pelo... Creo que me queda bien ¿verdad?... (y bla, bla, bla...continúa la carta)




Esta carta podría empezar así:

Laura, trata bien esta carta, que es una carta "de etiqueta" (hasta me he puesto la corbata para la ocasión, ya lo ves...). ¿Lista?... Pues ahí va... Me gustaría que el próximo día 22 de este mes me hicieras el honor de... (y bla, bla, bla...continúa la carta)