20.3.17

BANDERA BLANCA


Es posible que de vez en cuando haya algún amigo o miga con quien vuestra relación no sea, digamos, demasiado plácida. En estos casos, se trataría de retomar la relación como al principio y estas cartas de la paz vienen que ni pintadas.

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:

¡Hola, Encarna!... ¿Todavía estás enfadada?... Yo vengo con bandera blanca, ya lo ves... Espero que antes de volver a tirarme los trastos por la cabeza escuches lo que tengo que decirte... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

No hay comentarios: