23.8.16

SALIENDO DE...

Además de salir de un agujero [ver enlace] hay muchos otros objetos de donde podemos salir para dar una sorpresa a nuestros amigos corresponsales.


Podemos salir desde dentro de una caja...

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:


—¡Hey, Montseeee!!... ¡¿Verdad que no me esperabas que saliese desde dentro de esta caja?!... Es que me he quedado sin papel y tenía que escribirte en algún sitio. Y me he dicho: le escribo en esta caja y me meto dentro para sorprenderla cuando la abra... Pues eso... ¡aquí estoy! oye, aquello que me contaste la semana pasada... (y bla, bla, bla...continúa la carta)



También podemos salir de dentro de un tetrabrik...

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:


—¡Hey, Montseeee!!... Perdona que te haya escrito en este tretrabrik, pero pensaba tirarlo a la basura cuando he pensado que lo mejor serçía reciclarlo y convertirlo en papel de carta. Así, de paso, me he metido dentro para dar un paseo mientras llegaba a tu casa. Espero que no te haya sorprendido mucho... Je, je... ¡Cómo va todo?... (y bla, bla, bla...continúa la carta)



También podemos meternos dentro de una lata...

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:


—¡Hey, Montseeee!!... ¿Te gustan las espinacas?... Hoy hemos comido en casa espinacas en conserva y aprovechando que la lata está vacía la he aprovechado para escribirte una cartita... ¿Cómo va todo!... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

Y también podemos escribir carta metidos en el bolsillo.

A modo de ejemplo, la carta podría empezar así:


—¡Hey, Montseeee!!... Perdona que me meta en este bolsillo de la carta, pero hoy hace un frío que pela y no tengo muchas ganas de sentarme fuera... Brrrrrrrrrrrr... Aquí dentro se está mucho mejor... Oyem qué pasó con aquello de?... (y bla, bla, bla...continúa la carta)

No hay comentarios: